viernes, 28 de octubre de 2011

Semillas. ¿Cómo se dispersan las semillas?

partes de la semilla
Partes de una semilla

Las Semillas.- La semilla es una parte muy importante de la planta. Cada semilla está dividida en tres partes: la cáscara o parte externa, el embrión que vive dentro y es minúsculo y la reserva de alimentos.
 Cuando cae en tierra húmeda y aireada empieza a germinar. Todas necesitan el agua, oxígeno,  y una temperatura idónea para poderlo hacer.
Cada semilla es una planta minúscula que al germinar se abre y de ella salen unas raicillas y unas pequeñas hojas.
 Poco a poco se forma una nueva planta. Algunas semillas germinan fácilmente, otras necesitan ciertas condiciones especiales. Las semillas tienen diversos tamaños, formas y colores. Algunas se pueden comer y otras no.
Se encuentran en el interior del fruto. Las semillas no pueden caminar por sí solas de un lugar a otro, pero su estructura permite que se muevan.
 El tamaño puede ser variado y va desde varios centímetros a unos pocos de milímetros.
La semilla es el principal órgano reproductivo de la gran mayoría de las plantas superiores terrestres y acuáticas. Ésta desempeña una función fundamental en la renovación, persistencia y dispersión de las poblaciones de plantas, la regeneración de los bosques y la sucesión ecológica.
Germinación
Cuando una semilla se expone a las condiciones apropiadas, agua y oxígeno son tomados a través de la cáscara de la semilla. Las células del embrión comienzan a agrandarse. Entonces la cáscara de la semilla empieza a abrirse y la raíz o radícula emerge primero, seguido por la plúmula que es como un brote muy pequeño que contiene hojas y tallo. Este proceso se llama germinación.

 En la naturaleza la semilla es una fuente de alimento básico para muchos animales. También, mediante la producción agrícola, la semilla es esencial para el ser humano, cuyo alimento principal está constituido por semillas, directa o indirectamente, que sirven también de alimento para varios animales domésticos. 



La forma de dispersar los frutos (semillas) son muy variadas y las semillas se adaptan para ello.

1.- Por el viento (los botánicos lo llaman anemocoria). Coger los frutos del olmo o del arce (si estas plantas no se encuentran por vuestra zona indagar cuales pueden ser las más idóneas). Ver que presenta expansiones laminares que al desprenderse las semillas permiten a éstas un vuelo bastante raro, manteniéndola en el aire y así puede ser transportada por el viento lejos de la planta madre. Otros ejemplos son el fruto del cardo o la alcachofa.    

2.- Por el agua (Hidrocoria). Muchos arboles (nogal o avellano) que se encuentran en las orillas de los ríos dejan caer sus frutos al agua y estos son arrastrados por la corrientes a lugares más lejano. Otro ejemplo son los cocos.

3.- Por los animales (zoocoria). Ejemplos hay muchos. Los arrancamoños con sus garfios que se engancha en el pelo de mamíferos, aves que comen los frutos y depositan la heces con la semilla en otros lugares...... Una curiosidad ¿Cómo llegó la patata a Europa?
En la imagen se observa: Anemocoria 1A= Diente de león y 1B= arce, Hidrocoria 2A y 2B coco, zoocoria 3A= arrancamoños y 3B= higuera del infierno.


Para saber más, mira este vídeo.

2 comentarios:

Unknown dijo...

gracias yo ni en cuenta de estas cosas es q no me interesaba pero me lo dejaron de tarea

Unknown dijo...

cierto xd :v

Publicar un comentario