sábado, 21 de septiembre de 2013

Frutales: tipos de poda.



¿Cuándo hay que realizar la poda de árboles frutales? ¿Qué ramas debo dejar y cuáles cortar?

El invierno es la mejor época para dar la forma ideal a la copa de un árbol frutal mediante la poda.La caída de las hojas nos permitirá ver la formación de sus ramas. En zonas de fuertes heladas convendrá esperar al final de la época invernal, pero siempre debemos podar cuando todavía el árbol esté en parada vegetativa por la estación invernal. 

En agricultura, la poda consiste en eliminar las ramas viejas, cortando aquellas ramas que no tienen fuerza suficiente para soportar el peso de los frutos, favoreciendo el crecimiento de las ramas jóvenes, equilibrando de este modo el peso. En las prácticas agrícolas, con la poda se reducen el número de ramas que, cuantas menos sean, dispondrán de más cantidad de nutrientes. Nos permite, pues, aumentar la calidad de la cosecha.

 TIPOS DE PODA
Los frutales reciben diversos tipos de poda:
1. Poda de Formación
2.Poda de Limpieza
3. Poda de Fructificación
4. Poda de Rejuvenecimiento y Regeneración


 1. Poda de Formación. Se realiza durante los 3 ó 4 primeros años que van desde que se planta hasta que entra en producción. Es casi imprescindible hacerla y su objetivo es conseguir una forma adecuada para el árbol.


2. Poda de Limpieza. Consiste en quitar elementos indeseables como ramas secas, chupones, ramas que enmarañen la copa, tocones secos, etc. Esta poda es necesaria en todas las especies y durante todos los años de la vida del árbol, sea frutal o árbol ornamental.



 3. Poda de Fructificación. El objetivo de la poda de fructificación es renovar las formaciones del árbol que porta la fruta por otras que llevarán la cosecha del año siguiente, ya que aquéllas se han agotado.

 4. Poda de rejuvenecimiento y regeneración.  Hay una 4ª poda que se hace en ciertos casos. Cuando el frutal llega a un momento en el que la producción empieza a decrecer, en lugar de optar por arrancar el árbol, se poda drásticamente para que rebrote. A veces merece la pena y otras veces, no. Por ejemplo, en melocotonero no interesa una poda de regeneración ya que entra rápidamente en producción y dura de 15 a 17 años dando fruto; mejor plantar uno nuevo.
 Un Cerezo o un Ciruelo, tampoco, si se le cortan ramas gordas muere.
 En Olivo sí es más aplicable la poda drástica de regeneración. También en peral, manzano, mebrillero...

Hay varios métodos de Poda de Renovación o Regeneración:

Terciado de ramas: se realiza cuando la rama se aleja mucho del tronco y cuando su producción es escasa. Se deja 1/3 de la longitud de la rama aproximadamente y se hace a varias ramas cada año, no todas a la vez.

· Descabezado: se corta toda la copa con todas las ramas. Para hacerlo menos traumático, un año se puede cortar una parte y otro la restante.

· Renovación por injerto: injertar púas sobre los cortes de ramas gruesas en lugar de dejar que rebroten. En olivo son típicos los injertos de corteza, que se realizan al principio de la primavera. También se practica en peral, manzanos viejos... ·

Recepado: Consiste en cortar a ras del suelo. Surgen muchos chupones y se procede a una formación.

 CÍTRICOS no se podan, es fundamental la sombra que produce el follaje sobre los tallos y tronco para que prosperen.





Solamente se acortarán algunas ramas de la copa que sean muy altas o que estén muy lateralizadas y las ramas secas. Si cortar todo nuevo brote que salga del tronco por debajo de la división de las ramas principales y todo brote que salga del pié de injerto.


0 comentarios:

Publicar un comentario